Michelangelo
книга
«Michelangelo»
Серия: Perfect Square

Miguel ?ngel, al igual que Leonardo, fue un hombre de muchos talentos: escultor, arquitecto, pintor y poeta; logr? expresar la apoteosis del movimiento muscular, que para ?l era la manifestaci?n f?sica de la pasi?n. Llev? el arte del dibujo a los l?mites extremos de sus posibilidades, estir?ndolo, molde?ndolo y hasta retorci?ndolo. En las pinturas de Miguel ?ngel no hay paisajes de ning?n tipo. Todas las emociones, todas las pasiones, todos los pensamientos de la humanidad est?n personificados, para ?l, en los cuerpos desnudos de hombres y mujeres. Rara vez concibi? formas humanas en poses de inmovilidad o reposo. Miguel ?ngel se convirti? en pintor para poder expresar en un medio m?s maleable lo que su alma de tit?n sent?a, lo que su imaginaci?n de escultor ve?a, pero que la escultura le negaba. As?, este admirable escultor se convirti? en el creador de la decoraci?n m?s l?rica y ?pica jam?s contemplada: la Capilla Sixtina en el Vaticano. La vastedad de su ingenio est? plasmada sobre esta vasta superficie de m?s de 900 metros cuadrados. Cuenta con 343 figuras principales con una prodigiosa variedad de expresiones, muchas de ellas en tama?o colosal, y adem?s un gran n?mero de personajes secundarios que se introdujeron como efecto decorativo. El creador de este gigantesco dise?o ten?a s?lo treinta y cuatro a?os cuando comenz? su trabajo. Miguel ?ngel nos obliga a ampliar nuestro concepto de lo que es la belleza. Para los griegos se trataba de la perfecci?n f?sica, pero a Miguel ?ngel poco le importaba la belleza f?sica, salvo en ciertas ocasiones, como en el caso de su pintura de Ad?n en la capilla Sixtina y de sus esculturas de la Piet?. Aunque era maestro en anatom?a y en las leyes de la composici?n, se atrevi? a hacer caso omiso de ambas cuando le era necesario para expresar sus ideas: exageraba los m?sculos en sus figuras y hasta las colocaba en posiciones que el cuerpo humano no puede asumir naturalmente. En una de sus ?ltimas pintura, El juicio final en el muro del fondo de la Capilla Sixtina, dej? fluir su alma como en un torrente. Miguel ?ngel fue el primero en hacer que la figura humana expresara una amplia variedad de emociones. En sus manos, la emoci?n se convert?a en un instrumento que pod?a tocar para extraer temas y armon?as de infinita diversidad. Sus figuras llevan nuestra imaginaci?n mucho m?s all? del significado personal de los nombres que poseen.

Купить и скачать Michelangelo за 66.50 руб. на сайте Litres
Последние просмотры
Каталог новостей Copyright © RIN 2002-
 Обратная связь